En AGREDACE pretendemos que ninguna familia quede desorientada y desinformada tras sufrir un DCA.

La atención al DCA no puede acabarse tras el alta hospitalaria, puesto que la persistencia de determinadas secuelas será de por vida. Es fundamental plantear un modo de atención a largo plazo, que abarque las fases agudas, rehabilitadoras y crónicas. En la última fase todavía pueden conseguirse avances en capacidades funcionales, que repercutirán en el objetivo central de esta intervención, una mejora de la calidad de vida del usuario y de su familia.

Valores

Solidaridad y ayuda mutua: fomentar nuestro carácter como entidad de ayuda mutua entre familiares, como pieza clave del apoyo emocional, la transmisión de conocimientos y el sentimiento de pertenencia al grupo. Empoderamiento de la persona con DCA: como pieza clave de toda nuestra actividad, primando en el cumplimiento de la misión de la entidad.

Profesionalidad y compromiso: nuestro equipo profesional está altamente cualificado para atender las necesidades del DCA, pero además es un equipo comprometido con el proyecto de AGREDACE, que diariamente aporta sus conocimientos y su vocación, para mejorar la calidad de vida de nuestras familias. Nuestra tendencia además,  es mejorar día a día, en cada uno de nuestros procesos, para alcanzar la excelencia.

Reivindicación: comprometidos con la visibilización y la atención directa a las necesidades de nuestro colectivo.

Eficiencia: apostamos por la gestión más eficiente de los recursos de los que disponemos.

Transparencia: nuestras cuentas y nuestras actividades son públicas.

Innovación: investigamos y apostamos por métodos nuevos de tratamiento rehabilitador, participamos en estudios científicos sobre DCA. Promovemos el conocimiento universal sobre DCA.

Universalidad: para ello reivindicamos una mejora de la atención al DCA en el sistema socio sanitario público, y desarrollamos programas propios, que incidan directamente en la mejora de las condiciones de vida de las Familias con DCA.

Equidad y no discriminación: fomentamos la igualdad entre todas las personas, no existiendo diferencia de trato ni por razón de género, raza, edad, orientación sexual o diversidad funcional.

Conciliación: de los trabajadores con su vida personal